Alquiler de lanchas


Si dispone de titulación náutica, alquilar una embarcación es la mejor opción para conocer las calas y playas vírgenes de Menorca, saliendo desde el puerto de Ciutadella, el más pintoresco de la isla, que ofrece comodidades como duchas públicas, amarres de fácil acceso y aparcamiento gratuito.

Podrá diseñar una ruta, en función de las condiciones meteorológicas, que no defraudará sus expectativas de aguas cristalinas y rincones ideales donde fondear.

Encontrará su embarcación lista para navegar, perfectamente limpia y con el depósito de combustible lleno.

A diferencia de otras compañías, con nosotros no necesitará perder el tiempo para repostar en la gasolinera. Al regresar se les cobrarán los litros consumidos. Los motores  van equipados con contador digital de litros, y el combustible se cobra al precio del surtidor de la gasolina ese día.